Publicado el Deja un comentario

Hacer ejercicio sin esfuerzo: 3 pasos para dominar un hábito

hacer ejercicio en casa

Hola, querid@.

En esta ocasión hablaremos de los hábitos, una palabra muy difundida, pero poco y efectivamente utilizada.

Muchos dicen que se consigue crear un hábito en 21 días, en 30, en 66…

¿Y sabes qué? Probablemente tengan razón.

El caso es que si queremos ser prácticos, nos vamos con 30 días.

2-3 días que serán «emocionantes» porque estaremos haciendo algo nuevo.

Del día 4 al 15 ó 20, que serán «complicados», ya que nos daremos cuenta que cuesta alcanzar algo que queremos lograr, por el simple hecho de que antes no lo habíamos hecho.

Y del día 15 ó 20 al 30, que serán de «adaptación», es decir, días en los que estaremos haciendo con mucha más facilidad el hábito que queremos implementar.

Esto no quiere decir que el día 31 ya estás inmune a la pereza de hacerlo, pero realmente será muy fácil hacerlo ahora.

Pero, como no eres, ni soy, ni nadie es inmune a la pereza, durante todo el proceso no podrás detenerte; de lo contrario, no lo conseguirás.

Si leíste con calma lo que te acabo de decir, entenderás bien lo que se sentirá pasar por el proceso real de crear un hábito. Un hábito que, en 2-3 meses se volverá automático (puede que en menos tiempo), lo cual significa que en 2-3 meses estarás haciendo algo que hoy no haces por pereza, con toda la tranquilidad del caso.

¿Quieres entonces aprender el método en 3 pasos para conseguir dominar un hábito?

1. Decide qué hábito quieres implementar: concreto, simple, realista

No va a funcionar si tu hábito a implementar es, por ejemplo, «hacer ejercicio 2 horas diarias».

No es realista ni simple.

Tampoco funcionará si te propones algo como «hacer ejercicio todos los días». No es concreto.

Pero algo como «hacer 30 min diarios de ejercicio» sí funciona: es concreto, simple y realista.

Debes proponerte algo que no interfiera con tus ocupaciones diarias en exceso, porque entonces tarde o temprano terminarás abandonando el hábito por falta de tiempo.

2. Escoge un horario para hacerlo.

Sin un horario concreto, el hábito se desvanece. Lo que va a pasar es que se te va a olvidar o «no te va a dar tiempo», porque no te pusiste una hora para cumplirlo.

Un buen momento es antes de trabajar. Levantándote un poco antes de la hora habitual, para que no se te haga difícil en medio de las carreras del día.

De todas formas, mientras tengas una hora, eso basta. Escoge una hora en donde no estés muy cansada, ni muy ocupada.

3. Lleva conteo de tu progreso.

Esto es altamente motivante.

Para llevarlo, puedes descargar la plantilla que te regalo para ponerle una X a cada día que completes. No te olvides de imprimirla y ponerla en un lugar visible. Y cuando acabes el primer mes, puedes borrar las X y volver a comenzar, es decir, es reutilizable.

Recuerda que durante los 30 días no debes saltarte un solo día, y después de los 30 días, máximo un día de salto, porque aún te falta compromiso con el hábito.

En la plantilla coloqué 3 espacios para 3 diferentes hábitos, en caso de que quieras comenzar con 3 hábitos a la vez. Pero si prefieres, empieza con un hábito a la vez, para que sea más fácil de cumplir.

Pero si eres muy moderna, te recomiendo al 100% la app Habit Share, facilísima de usar y donde puedes llevar el conteo de tus hábitos desde tu cel.

¿Quieres saber cuáles son los hábitos que tienen las mujeres sexys?

Descarga mi libro Cómo perder peso sin dejar de comer pizza.

Con cariño,

Lupe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *