Publicado el Deja un comentario

¿Cómo ser saludable si no tienes tiempo?

ser saludable si estás muy ocupada

Hola querid@.

En este artículo te enseñaré cómo puedes ser saludable si estás muy ocupad@ y/o cansad@ para hacerlo.

De hecho, es altamente compatible tener una vida ocupada y verte muy bien. Te mostraré cómo.

1. Ten a la mano al menos 5 ideas de desayuno y snacks saludables fáciles de hacer

¿Por qué desayuno y snack? Porque estas comidas son de las más importantes: «como es el desayuno, ya se sabe cómo va a ser el almuerzo», en primer lugar.

El desayuno es fundamental para tener energía durante todo el día. Además, si es un desayuno balanceado y rico, no tendrás que picar con cosas anti-saludables a lo largo del día, porque te mantendrá saciada por un buen tiempo.

No menospreciemos el valor de un buen desayuno.

Un buen desayuno te hace sentir bien contigo mism@; te hace empezar motivad@ el día; te hace querer seguir comiendo bien durante el resto del día.

Ser saludable desde que te levantas, esa es una gran forma de cuidarte y no querer dejar de hacerlo a lo largo del día.

Por otro lado, los snacks son muy importantes, porque ahí es donde la mayoría de la gente comete los errores que sabotean su alimentación: comen lo primero que encuentran. Cereales (la mayoría llenísimos de azúcar); salchicha (llenísima de químicos y grasas saturadas y trans); jugos de fruta (también llenos de azúcar)… Lo que haya, eso es lo que se comen.

No, no y no. Ser saludable si no tienes mucho tiempo es posible, si pones un poquito de tu parte, y tienes a la mano al menos 5 ideas de Snacks y Desayunos saludables fáciles y rápidos.

Aquí puedes descargar el e-book gratuito Desayunos saludables en 5 min y Snacks saludables en 5 min.

2. Haz ejercicio antes de empezar tu día

Desde mi experiencia, este es el método más efectivo para lograr hacer ejercicio, si no tienes mucho tiempo.

Es como si te obligaras a sacar el tiempo.

Te levantas al menos 1 h antes de la hora normal, para poder comerte algo que te dé energía, y luego hacer aunque sea 30 min de ejercicio.

Después, un buen desayuno, y empiezas tu día con gran adelanto.

Ya puedes trabajar, o estudiar, o hacer lo que tenías que hacer, pensando en que «ya hiciste ejercicio».

Creéme: se siente increíble.

3. Lleva tu vida saludable a dondequiera que vayas

No se te olvide que se trata de un estilo de vida saludable; no de una camisa de fuerza, ni de una dieta.

Teniendo eso en mente, será sencillo que tengas siempre presente que si vas a salir, no dejas de cuidarte (a menos que sea una pequeña excepción).

Cuídate en casa y cuando salgas a comer afuera.

Cuídate con y sin tiempo.

Cuídate cuando tengas que hacer vueltas y cuando te vayas de viaje.

Esto es muy importante.

Tú creerás que es muy de vez en cuando que sales, pero si de verdad te pones a pensar, todas esas salidas juntas suman, y eso es lo que sabotea tu progreso.

Tal vez estarás pensando «¿De viaje? ¡Yo voy es a comer delicioso!». No te voy a negar que un viaje es para disfrutar, pero entonces hay algo aquí que no está bien. ¿Tú no disfrutas tu estilo de vida saludable? o incluso, ¿tú descansas de tu pareja cuando te vas de viaje?

Recuerda siempre el equilibrio: no se trata de llevar a todas partes desayuno, almuerzo y comida y no aceptar nada más que te ofrezcan. Simplemente trata con naturalidad de llevar tu estilo de vida saludable a todas partes. Y si tienes que comer fuera, decide con inteligencia, no con las emociones. TODO SUMA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *